Depresión

Llanto constante, perturbación en el sueño, el apetito, la motivación en la ejecución de actividades diarias, el cansancio, la indefensión, el sentimiento de inutilidad o incapacidad para conseguir las cosas, la culpa, la disminución de la concentración, la desilusión y la desesperanza.

Foto de Xvire1969

Foto de Xvire1969

La depresión es un trastorno del estado del ánimo, que se manifiesta principalmente por un sentimiento intenso de tristeza, apatía, desmotivación y una baja autoestima crónica. En la actualidad, la depresión es una de las más famosas y frecuentes enfermedades del estado del ánimo…

La sintomatología de esta alteración en las personas pueden ser diversas, pero ataca a 3 niveles:

  • Los pensamientos

La forma en que contemplamos todo lo que les ocurre, nuestra situación en la que están, lo que prevén que pasará en un futuro se plasma desde una perspectiva muy pesimista. Todo lo que resuena en sus cabezas es una enorme desesperanza, sentimiento de inutilidad y culpa que no hace más favorecer a la idea de desmerecer la vida que tienen. No existe sentido, todo les afecta y es malinterpretado para hundirse más y más en este pozo oscuro de soledad. Estos pensamientos pueden llegar, en casos muy graves, a extremos donde las ideas de suicidio sean la perfecta solución para poner fin a su amargura.

  • Las emociones

Al igual que los pensamientos, las emociones negativas nos inundan. La inmensa tristeza que se siente es inexplicable, el sentimiento de invalía, de fracaso ante la vida y la angustia de que las cosas no serán de otra manera. Esto puede generar constantes ganas de llorar, problemas para dormir o incluso no tener ganas de levantarte de la cama, sentirse cansado y sin energía, aumentar o disminuir del apetito, con posibles atracones, (con sus consecuentes cambios en el peso de la persona) la apatía o desmotivación para cualquier actividad. En situaciones y, debido episodios ansiosos, puede surgir dolor muy profundos en el pecho o centro del estómago.

  • El comportamiento

La baja autoestima y falta de motivación para cualquier cosa dificultan su sociabilización.  Las personas deprimidas, son muy pasivas, lentas, con una atención reducida. Esto se debe al sentimiento inutilidad e incapacidad en las cosas que hacen. Una de las características es que suelen escogen trabajos donde no hay casi trato con los demás.

Para las personas con esta perturbación en su estado de ánimo el tratamiento psicológico es fundamental.

Con mis pacientes, realizo actividades que le ayudan a reconocer y entender que es lo que les ocurre, buscar un nuevo rumbo en sus vidas con cambios de hábitos y actividades diarias para luego mantengan el espíritu positivo cambiando y dando un nuevo sentido a la vida.

Juliana Burguburu – Psicóloga

Psicologoterapia.com Psicología y Psicoterapia Online