Hipocondría: la obsesión por enfermar

Cada vez es más frecuente que consultemos en Internet los síntomas o características de una enfermedad o trastorno, de acuerdo con unos determinados síntomas que nos observamos. En la Red existen un sinfín de documentos científicos contrastados, pero también pseudocientíficos o meramente experienciales relacionados con la Salud. La fácil accesibilidad a esta información es un arma de doble filo en el caso de una persona hipocondríaca, ya que tiende a incrementar sus niveles de ansiedad pudiendo provocar incluso un Trastorno Psicosomático grave.

Photo by William Iven

Photo by William Iven

A raíz de un artículo que me recomendaron (Cuando la mente es la que crea la enfermedad , dónde la neuróloga Suzanne O’ Sullivan nos explica brevemente el poder tienen nuestros pensamientos a la hora de obsesionarse y creer sentir o padecer una enfermedad), hoy me gustaría presentaros este problema y comentaros algunas herramientas que utilizo en las terapias para combatirlo.

Cuando hablamos de hipocondría, hablamos de un trastorno mental caracterizado por la preocupación desmesurada y persistente por el miedo a padecer una enfermedad determinada. Una de las peculiaridades que describen esta patología es, por tanto, el miedo constante que tiene el hipocondríaco a la enfermedad y a que la sintomatología que puede llegar a sentir, real o imaginaria, se convierta en una enfermedad grave que le lleve a la muerte.

Por este motivo estas personas están en constante comprobación y chequeo de sus propios síntomas, los cuales son siempre interpretados de forma negativa y exagerada. Ni las visitas al médico o a los distintos especialistas calman su gran ansiedad.  Pese a que intenta de manera obsesiva encontrar una explicación médica a una sintomatología, ninguna de ellas les satisface. La intranquilidad, la amargura, el gran poder de sugestión que se puede llegar a desarrollar no tienen límites. Como constata la doctora O’ Sullivan en su artículo: “Las discapacidades que creamos con nuestra mente son tan infinitas que ya he dejado de creer en los límites”.

Photo by Padurariu Alexandru

Photo by Padurariu Alexandru

Es importante y de gran ayuda a la hora de plantearse un tratamiento psicológico, averiguar el origen de la hipocondría. Sus causas pueden ser muy diversas: aprendidas en la infancia, sobreprotección de los padres,  por una experiencia relacionada con la enfermedad propia o de algún familiar, un trauma no resuelto, problemas de gestión de ansiedad o depresión, o derivada de otros trastornos obsesivos como el TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), entre otras.

Por lo general, poner freno a este trastorno no es nada fácil. Por este motivo considero muy necesario en estos casos someterse a un tratamiento psicológico. Se trata de una enfermedad muy asociada a la sintomatología ansiosa y depresiva, síntomas que suelen limitar la mayor parte de la vida de la persona (tanto en el ámbito físico como el ámbito social, familiar ó laboral).

Una vez se ha realizado un reconocimiento exhaustivo y se ha constatado que se trata de un problema de hipocondría, algunas de las técnicas para su tratamiento son:

  • Técnicas de Reestructuración de los pensamientos. Nuestros pensamientos ejercen gran influencia en nuestra salud física y psicológica. Ésta técnica es útil para romper de forma racional con las premisas impuestas que no son reales y que invaden la mente del supuesto enfermo.
  • Técnicas de Relajación. La gran ansiedad y angustia pueden ser factores obstaculizantes en la terapia. Con esta técnica se trata de que la persona aprenda a desatender a los pensamientos negativos y orientarse hacia otros más positivos y menos dañinos.
  • Técnica de Desensibilización. Una técnica en la que se expone al paciente de forma moderada al miedo concreto, mediante el planteamiento de situaciones imaginarias.
  • Técnicas de Control de estrés y la ansiedad en los distintos ámbitos de la vida de la persona. El desarrollo de la hipocondría posiblemente haya afectado las relaciones sociales, familiares, laborales, etc. Facilitar al paciente caminos para recuperar sus relaciones personales es crucial para la efectividad del tratamiento.

Como ves son muchas las herramientas que los psicólogos usamos para vencer a la hipocondría. En psicologoterapia.com queremos ayudarte. Si te has sentido identificado y quieres poner fin a tu malestar, ponte en contacto conmigo. ¡La primera sesión es gratuita!

Juliana BurguburuPsicóloga Online

Me gustaría recomendaros los siguientes post:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s