Falsos mitos que nos impiden el cambio

Cuánto daño ha hecho el famoso dicho popular: “Más vale pájaro en mano que ciento volando”, o su versión aún más depresiva: “Más vale malo conocido que bueno por conocer”. Ambos evocan perfectamente el miedo a lo desconocido, a arriesgar y perder o a un cambio, casi siempre premonitorio de algo malo.

Photo by Lizzie Guilbert

Photo by Lizzie Guilbert

De manera tradicional la palabra “cambio” siempre se ha relacionado con una crisis, con el fin de una etapa de nuestra vida y la transición a una nueva. Pero hoy en día es cada vez más frecuente asociar el cambio con progreso, evolución y mejora, con un sentido mucho más positivo.

Cuando se rompen nuestros esquemas, cuando las cosas se tuercen o, simplemente, cambian, lo natural es que nos adaptemos a dicha situación, nos guste o no. El problema surge cuando nos resistimos a dicho cambio; la no aceptación se convierte entonces en un lastre que no nos permite avanzar.

El miedo a perder el (falso) control de la realidad y no saber adaptarnos al nuevo contexto puede afectar gravemente al desarrollo de la persona, sobre todo en el ámbito de las emociones.

Pero, ¿Por qué cuesta tanto adaptarse al cambio?

No aceptar un cambio o no adaptarse a la nueva situación suele explicarse atendiendo a las siguientes causas:

  • Baja autoestima. El amor propio juega un papel fundamental en el desarrollo y evolución de las personas. Una persona con baja autoestima no confía en su valía para superar nuevos obstáculos.
  • Concepción errónea del cambio. Entender el cambio como un abandono o un salto al vacío puede resultar muy angustioso. Cuando asimilamos el cambio como una limitación y no como una forma de ampliar nuestra zona de actuación suele provocar gran malestar y parálisis para emprender nuevos caminos.
  • Resistencia a permanecer en zona de confort por conformismo. La resignación al creer que no es posible dicho cambio y que es mejor “lo malo conocido” crea una barrera tan grande que impide cualquier mejora o innovación en la vida de la persona, incluso aunque el presente sea negativo.

    Photo by stock.tookapic.com

    Photo by stock.tookapic.com

Para conseguir romper con la resistencia al cambio debemos ser conscientes de qué es aquello que nos impide avanzar, reforzar nuestra autoestima y aceptar el cambio como algo natural en la vida. Salir de nuestra zona de confort es necesario (tarde o temprano tendremos que hacerlo), y confiar en que lo bueno por conocer puede ser mejor que lo conocido es un buen pensamiento del que partir.

Si necesitas ayuda para adaptarte a los cambios que se producen en tu vida, ponte en contacto conmigo y conseguiremos juntos la transformación que te haga sumar y evolucionar.

 Juliana Burguburu – Psicóloga online

4 comentarios en “Falsos mitos que nos impiden el cambio

  1. Pingback: Hipocondría: la obsesión por enfermar | Psicólogo Terapia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s