Cuando el estrés laboral se convierte en rutina

Llevar una vida agitada, con infinitas tareas a la espera de ser resueltas para ayer, puede originar graves consecuencias cuando se convierte en algo rutinario. Acostumbrarse a altos niveles de estrés puede deteriorar la salud, tanto física como psicológica, e incluso anular la vida social y familiar.

Photo by AnnieAnniePancake

Photo by AnnieAnniePancake

Es importante remarcar que el estrés, como concepto de activación del individuo, no es algo malo. Se trata de un mecanismo natural de defensa ante una situación percibida como amenazante, o en la que perdemos ese control que teníamos. Esto, que a priori es positivo, se vuelve en contra nuestro si no es bien gestionado. El estrés se alimenta de sí mismo, como un círculo vicioso, y muchas veces no logramos frenarlo, hasta que explotamos.

Tenemos que partir de que cada persona es un mundo, y que cada cual tiene su nivel de flexibilidad y adaptación al estrés. Por ejemplo, hay personas que ante el descontrol, desorganización o caos, se vuelven muy efectivas y sacan todo su potencial para resolver problemas y gestionar diferentes cuestiones; por contra, se estresan enormemente si se encuentran bajo un ambiente de trabajo tranquilo, metódico y silencioso. Lo mismo sucede al revés, quienes no saben gestionar un contexto cambiante y sólo toleran la tranquilidad.

Photo by Garryknight

Photo by Garryknight

Los factores estresantes en nuestra vida diaria son variados: el miedo (por falta de control), el mal ambiente de trabajo, la ausencia de tiempo para dedicar a las cosas importantes (familia, amigos, aficiones), altas expectativas de rendimiento (impuestas o auto-impuestas)… En definitiva, nos estresan aquellas situaciones que no somos capaces de controlar y que interfieren en nuestra estabilidad emocional, física o mental.

En el entorno laboral, alargar en el tiempo una situación de estrés no sólo es desfavorable para la  empresa, pues el rendimiento de una persona agobiada es muy inferior, sino que acarrea muchas consecuencias negativas para la persona. Veamos algunas:

          Físicas: pérdida de cabello, aumento o disminución de peso, problemas cardíacos y de respiración.

–          Psicológicas: depresión, ansiedad, miedo, pánico, irritabilidad, insomnio, disminución de la memoria, lentitud de pensamiento y dificultad para tomar decisiones.

          Sociales / Familiares: reducción del apetito sexual, descuido de amistades y actividades sociales, adicciones como fumar o beber alcohol.

Y ahora algunos consejos para reducir el estrés laboral:

          Para evitar ir corriendo a todos lados y/o dejar las cosas a medias, es fundamental que  planifiquemos el tiempo que vamos a dedicar a cada actividad.

          Priorizar tareas en cuatro grupos: urgentes, importantes, no tan importantes y no importantes. No olvides ser realista y tómate tu tiempo para organizarte.

          No olvides en tu lista los descansos y las actividades que te ayuden a desconectar del trabajo.

          Apóyate en tus compañeros y superiores si ves que no llegas a tus objetivos, aprende a delegar y a decir que no.

          Cuida tu alimentación y el sueño. Comer deprisa o de forma inadecuada, y dormir menos de cinco horas diarias debilita tu salud.

          Fuera de la oficina: desconecta, haz ejercicio, aprovecha para disfrutar de tus aficiones, e invierte y protege tu vida familiar y social.

¡No esperes a explotar! Si necesitas ayuda para frenar el estrés laboral y que deje de afectar de manera negativa a tu vida personal, ponte en contacto conmigo. Juntos encontraremos el modo de recuperar el equilibrio necesario.

Juliana Burguburu – Psicóloga online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s