La educación de los niños rebeldes

Los niños que replican, montan escándalos con facilidad, buscan tener siempre la última palabra, incluso utilizan la violencia o los gritos para mostrar su disconformidad, pueden dificultar seriamente la convivencia con ellos y, en un futuro, su adaptación y aceptación del mundo real.

Como en la mayoría de aspectos de la vida, los extremos no suelen ser buenos, y en el equilibrio está la virtud. Los modelos educativos demasiado permisivos o, por el contrario, demasiados autoritarios tienen consecuencias negativas en la conducta del niño. Aunque todos los padres y terapeutas somos conscientes de la dificultad de nadar entre estas dos aguas.

Photo by Tracy Rees

Photo by Tracy Rees

Educar a los niños rebeldes casi nunca es tarea fácil, y cuando se descontrolan menos aún. Tras un problema de indisciplina es muy posible que se esconda un modelo educativo incorrecto. Aunque haya casos en los que parezca imposible rectificar, es importante que sepamos que sí se puede, y cuanto antes nos pongamos a ello, mejor.

Poner límites y normas es tarea y responsabilidad de los educadores, y la dejación de esta función es quizá el principal problema con el que los psicólogos nos encontramos en la relación de los padres con un niño rebelde. Así, los errores más comunes suelen  ser:

  • Inseguridad a la hora de imponer reglas. Por ejemplo, cuando es hora de comer y el niño DEBE estar sentado hasta acabar el plato. En este contexto, es habitual que el pequeño no deje de levantarse, jugar, moverse arriba y abajo, mientras la actitud de los padres se muestra insegura: le dicen/sugieren que se siente pero sin exigencia, lo cual es un error. Tener claro por qué se impone una norma es algo fundamental.
  • Incoherencia de normas. En ocasiones el padre puede imponer algo que entra en contradicción con otra norma de la madre, y viceversa.
  • Amenazas incumplidas. Tal es el caso del típico castigo “sin postre”, que queda en nada aun cuando el niño no ha terminado su comida.
  • Contradicción entre los educadores. Los distintos modelos educativos heredados por cada uno de los padres pueden ser un problema. Es importante que ambos se pongan de acuerdo en cómo actuar ante determinadas situaciones.
  • Jugar demasiado al “poli bueno” y “poli malo”. Los niños, una vez entienden el papel de cada uno en este juego, se aprovechan de la situación. Aunque pueda funcionar al principio, el abuso de esta terapia acaba por volverse en contra de los padres.
  • Consentir la falta de respeto. Aceptar una falta de respeto, ya sea insulto o incluso uso de la violencia, no es negociable, por más que cueste aplicar un castigo.
  • Romper las reglas. Tener excepciones a la hora de cumplir las reglas no es bueno, porque se transmite al niño que no siempre hay que cumplirlas.
  • Entrar en su juego de provocación. En muchas ocasiones los niños tratan de encontrar los límites, provocando y violentando a los padres; pero entrar en su juego es darles el mensaje de que somos iguales, cuando no es así. Mantenerse en el papel de adultos es fundamental.

En resumen, hay que tener siempre presentes estos tres pilares:

1)    Aceptar que somos la autoridad, y asumir ese papel

2)    Dejarles claro qué está bien y qué está mal

3)    Mostrar cercanía y comprensión

Cuando educamos es por y para el bien de nuestros hijos, preparándolos para las siguientes fases de su vida. En esta tarea, siempre es posible encontrar el equilibrio para conducir la rebeldía hacia situaciones más sanas.

Si tienes problemas para recuperar la autoridad y el respeto de tus hijos, ponte en contacto conmigo. Juntos estudiaremos tu caso y, con las técnicas adecuadas, paciencia y dedicación, conseguiremos tus objetivos.

Juliana Burguburu – Psicóloga

Un comentario en “La educación de los niños rebeldes

  1. Pingback: Huérfanos digitales | Psicólogo Terapia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s