Falta de deseo sexual en la pareja

¿Nos suenan las expresiones “Me duele la cabeza”, “Hoy no”, “No me encuentro bien”…? Forman parte de muchos tópicos y chistes, pero tras de sí pueden ocultar un verdadero problema en el seno de la pareja. El frecuente rechazo o la mera evitación de la relación sexual pueden afectar gravemente a la pareja.

Es bastante improbable que las personas que padecen disminución en la libido tengan iniciativa sexual, y pongan excusas frecuentes para evitar los mimos o actos cariñosos y de afecto, justamente para impedir que se produzca una incitación al acto sexual. Para estas personas el sexo deja de ser un acto que genera placer y pasa a ser una obligación e incluso puede llegar a incomodar tanto que se inhiba por completo.

Cuando la falta de deseo sexual se hace crónica es capaz de romper el vínculo de confianza y complicidad e, incluso, derivar en el alejamiento de la pareja.

Pero, ¿cómo tratamos este problema? Es necesario que partamos de las causas que pueden generar esta disfunción:

Por un lado, pueden darse por causas biológicas, como pueden ser la alteración natural de los niveles hormonales o la provocada por la ingesta de fármacos (como los antidepresivos) y otros tratamientos médicos más agresivos; también podría derivarse por el resultado de una operación en la zona genital que haya desembocado en molestias e incluso dolor.

Por lo general, la rutina, las preocupaciones, el estrés, las obligaciones, los malos hábitos en la relación de pareja, el pasotismo, en definitiva, el día a día… son las causas más comunes.

Pero también existen causas psicológicas que van más allá de la rutina y recaen en la persona afectada; existen muy diversas: baja autoestima, miedos al rechazo, vergüenza, depresión, miedo a los prejuicios, distorsión de la idea de sexo (basada en películas pornográficas, por ejemplo).

Existe, respecto de esta carencia, una doble cara, como sucede en otros muchos problemas de pareja. Por un lado no podemos olvidar que la persona que padece la falta de deseo sufre, y puede desarrollar síntomas graves de ansiedad y/o depresión. Pero también hay que tener en cuenta que influye significativamente en la pareja y en la relación, ya que la otra persona puede no entenderlo y sentirse rechazado o infravalorado.

Photo by danielmviero.com

Photo by danielmviero.com

También la falta de sexo suele ser una de las alarmas que se encienden en la pareja cuando las cosas sencillamente no funcionan en otros muchos aspectos. Surge así un torrente de negatividad que atraviesa la inseguridad, la desconfianza, los celos, las discusiones, la incomprensión, la desilusión, la falta de comunicación, el alejamiento… generándose un gran dolor en la pareja, que en multitud de ocasiones acaba por finiquitarla.

Comprender el motivo de la falta de deseo sexual es el primer paso para un tratamiento, tanto para el afectado como para su pareja. Si necesitas ayuda para afrontar esta situación, no lo dejes estar, ponte en contacto conmigo, y juntos encontraremos un camino para resolver tu problema.

Juliana Burguburu – Psicóloga

Un comentario en “Falta de deseo sexual en la pareja

  1. Cierto, en consulta se ven muchos trastornos emocionales que afectan a las relaciones sexuales y por ende, a la relación de pareja. Como muy bien comentas, la comprensión y la paciencia debería de ser uno de los bálsamos para ir solucionando el problema, al tiempo que se aplica el tratamiento adecuado. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s