Zig-zags emocionales: El tedioso Síndrome Premenstrual

Que bonito es ser mujer. Parece que no teníamos suficiente con los dolores menstruales, la hinchazón, los dolores de cabeza o riñones, la fatiga, el acné, estreñimiento, la retención de líquidos, etc. que nos hemos inventado nuevos síntomas premenstuales (SPM), o como muchos lo llaman: “estrés premenstrual” o “mal humor premenstrual”.

Es cierto que días previos a la menstruación algunas mujeres (entre 20-45 años) sufren cambios hormonales muy bruscos, provocando una alteración importante en su estado de ánimo. Esta disforia anímica se caracteriza por estados de tristeza, depresión y ansiedad bruscos, descontrolados y muchas veces contradictorios.

Es necesario que nos paremos un momento para pensar que cada mujer es un mundo, por lo que no a todas necesariamente nos afecta de la misma manera ni con la misma intensidad el malestar premenstrual. Al igual que para muchas la sintomatología física puede llegar a ser insoportable, otras, en cambio, pueden verse afectadas mucho más por los factores psicológicos.

Un estudio de la Facultad del Cerebro y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Beijing describe la influencia del desequilibrio hormonal en el estado anímico de las mujeres durante el periodo premenstrual. Este trastorno se caracteriza por la sobreproducción de estrógenos y progesterona, que inhiben a su vez otros neurotransmisores como la serotonina o la endorfína, provocando así estados emocionales depresivos como la tristeza, el llanto, irritabilidad, agresividad, ansiedad, problemas de sueño, baja autoestima, inseguridad, falta de confianza o aumento de las obsesiones.

Ahora bien, ¿Cómo mejoramos nuestro mal humor y estrés premenstrual? Nosotras podemos poner remedio para que no sean las hormonas las que, en estas situaciones, controlen nuestro estado emocional y psicológico. Veamos algunos trucos:

  • Alimentación:

Optar por comidas ligeras que colaboren con la producción de serotonina. Para ello conviene disminuir sales, azucares, carne roja, cafeína o bebidas energéticas y carbohidratos simples (como la pasta, el arroz o el pan blanco) y aumentar el pescado, alimentos con Omega3, chocolate negro y carbohidratos complejos (como el arroz, pan o pasta integral y las legumbres).

  • Ejercicio físico y risas:

El deporte, los paseos y las risas estimulan la producción de endorfinas. Así que sal, comparte tiempo con amigos, dedica tiempo a tu hobby favorito, escucha música, lee, pinta, pasea…

  • Control del estrés

Ser consciente de que se trata de un mecanismo normal y de que se pueden paliar los síntomas negativos es el primer paso para poner remedio. Meditar, hacer ejercicios de relajación y control de la respiración son algunas prácticas muy recomendables.

Photo by Julia Caesar

Photo by Julia Caesar

Anticipando el control de la situación seremos más fuertes ante la aparición de los síntomas premenstruales. Si consideras que los síntomas que presentas son muy agudos y, a veces, te superan, ponte en contacto conmigo, analizaremos juntas tu situación y aplicaremos técnicas para que este tedioso proceso sea más llevadero.

Juliana Burguburu – Psicóloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s