La Adicción al Sexo

Actualmente se habla bastante de la adicción al sexo, e incluso con cierta frivolidad, pero se trata de un trastorno psicológico grave, pues conlleva consecuencias muy negativas para la persona, tanto en su entorno profesional, como en sus relaciones personales y sentimentales. Cuando hablamos de adicción al sexo, hablamos de un problema grave, no hay que confundirlo nunca con tener aventuras, deseos sexuales, o incluso con la tendencia a la promiscuidad.

AngelsWings

Photo by Angels Wings

Pero ¿qué es exactamente la adicción al sexo? Ser adicto al sexo es no poder controlar el deseo e impulso de satisfacción por la actividad sexual. Las personas se convierten a sí mismas en objetos y utilizan a otras personas también como objetos. Dedican gran parte del día a buscar cómo satisfacer sus impulsos sexuales, convirtiendo al sexo en el centro de sus vidas.

Tener este patrón de comportamiento compulsivo hacia el deseo sexual es la respuesta a un estado de estrés, ansiedad o depresión que el individuo no ha sabido/querido afrontar; se trataría pues de un mecanismo de evitación de un problema.

Al igual que sucede con otras adicciones, como la ludopatía o el alcoholismo, la persona adicta al sexo rehúye de un problema “X” incurriendo en una conducta compulsiva, sin pensar en las consecuencias, sin poder controlarlo y sin satisfacer nunca esa saciedad, ese vacío.

 

Photo by Daniele Zedda

Photo by Daniele Zedda

Veamos algunas características que generalmente presenta una persona adicta al sexo:

  • Dedica gran parte del día a buscar cómo satisfacer su impulso sexual.
  • La necesidad de satisfacer el deseo sexual aumenta día tras día.
  • La conducta sexual es mayor de la prevista al principio del día.
  • Siente impotencia de reprimir o evitar la conducta sexual.
  • Ante la abstinencia, el sujeto se siente inquieto, nervioso y aumenta su deseo y necesidad de satisfacción sexual.
  • Sus intentos de evitar la conducta compulsiva han fracasado, repetidamente.
  • Miente compulsivamente y se siente avergonzado por este impulso.
  • Abandonan actividades importantes, relacionadas con la vida familiar, laboral y social.
  • La conducta persiste aunque sepa las consecuencias negativas de la misma.

Para superar esta adicción es necesaria una intervención completa, exactamente igual que si se tratara de un alcohólico. Es preciso ser conscientes de la gravedad de la situación para estas personas, y no caer en el concepto banal de la libertad u “objeto sexual” que existe a veces en la sociedad, donde todo esta permitido, y la pasión se confunde con relaciones animal-objeto.

Si tienes este problema, no esperes a que domine completamente tu vida. Ponte en contacto conmigo, y juntos encontraremos la solución.

Juliana Burguburu– Psicóloga

 

3 comentarios en “La Adicción al Sexo

    • Gracias por tu comentario @Rosaluma. El sexo es algo bueno, es natural y sano para nuestra salud física y mental…Sobre todo cuando hay amor. El problema puede surgir cuando el sexo se apodera de nuestra vida y se convierte en el centro de todo, quitando el valor a todas las cosas, materializandolo todo..hasta nosotros mismos… Me alegro que te haya gustado mi post :) Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s