¿Qué se necesita para ser Líder?

Los grandes cambios en el entorno empresarial y la creciente competencia que ofrecen los mercados obligan a las empresas a dinamizarse y flexibilizarse en su forma de gestión para seguir siendo competitivas. Los directivos, hoy más que nunca, se encuentran frente a un doble reto: adaptarse rápidamente a los cambios e implantar estrategias que permitan hacer sostenible y rentable a la organización. Por ello es cada vez más patente la necesidad de contar con directivos que no sólo dirijan, si no que también lideren.

Pero, ¿cuáles son las competencias que debe poseer y potenciar el que denominamos “directivo del futuro” o “directivo líder”? Echavarría y Lattmann las clasificaron en cuatro bloques:

  1. SABER: conjunto de conocimientos relacionados con el comportamiento, de carácter técnico y orientados a las tareas; son aptitudes adquiridas a través de la experiencia y vivencias personales
  1. SABER HACER: conjunto de habilidades que permiten poner en práctica los conocimientos que se poseen. Son las cualidades técnicas (para la realización de diversas tareas), sociales (para relacionarse con los demás en distintas situaciones) y cognitivas (para procesar la información, analizarla y tomar las decisiones más adecuadas).
  1. SABER ESTAR: es la disposición del líder en línea con las principales características y valores del entorno organizacional (cultura empresarial, normas, estrategia).
  1. SABER SER: conjunto de valores que forman parte de la esencia y naturaleza del individuo.
Salas Carolas

Los vínculos de los cuatro elementos (Salas Carolas, 2006) por Psicologoterapia.com

Salas Carola (2006) ve además otras dos:

  1. QUERER HACER: aspectos que determinan que la persona quiera o no demostrar sus competencias. Hablamos de factores internos (motivación por ser competente, reconocido, por identificarse con la tarea, etc.) y/o factores externos (dinero “extra”, vacaciones, beneficios sociales, etc.).
  1. PODER HACER: situaciones o factores externos que facilitan o dificultan el desarrollo de las capacidades.
Los dos componentes esenciales de la eficacia individual (Salas Carola, 2006)

Los dos componentes esenciales de la eficacia individual (Salas Carola, 2006)

Tal y como define Robbins y DeCenzo (1986) “El Líder ve y obtiene lo mejor de los demás, ayudando a desarrollar un sentido de logro personal y profesional”. Por tanto, convertirse en líder significaría ser una persona con una alta inteligencia emocional, que es capaz de observar las necesidades e insatisfacciones de sus colaboradores, utilizando la escucha y el acercamiento personal a éstas como herramienta para conseguir resultados positivos, no solamente para la organización, si no también para los empleados.

En la actualidad, muchos mandos directivos fracasan a la hora de ser líderes. Si éste es tu caso y quieres aprender técnicas para motivar a tus trabajadores, ponte en contacto conmigo. El liderazgo puede y debe aprenderse. Debemos dirigir como corresponde, delegando responsabilidades, confiando en nuestro equipo e involucrándonos con ellos en la consecución de ese objetivo común.

Juliana Burguburu – Psicóloga

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s